EUS

Los principios de Loreka Haur Eskola

Hola, te damos la bienvenida a Loreka Haur eskola. Somos una escuela infantil que lleva desde 2004 construyendo un sistema educativo de calidad, en el que los niños y niñas de 0 a 3 años puedan desarrollar todo su potencial.

Nuestra metodología se inspira en diferentes modelos, en especial en el de Reggio Emilia, un modelo basado en seis principios. Los seis principios de Loreka.

1. Cada niño/a necesita atención individualizada.

Cada niño y cada niña, tiene sus propios ritmos. Necesita dormir cuando tiene sueño, comer cuando tiene hambre o recibir calma cuando tiene miedo. Por eso responder con inmediatez y empatía a sus demandas es fundamental y para ello en Loreka Haur Eskola duplicamos el personal educativo. Porque no es lo mismo un grupo de 13 niños con una educadora, que con dos educadoras.

2. Confiemos en el niño/a como protagonista de su aprendizaje.

Solo los adultos ponemos limites al gran potencial de los niños pequeños. Usamos pocos juguetes tradicionales y muchos materiales no estructurados. Nuestra propuesta se basa en ofrecer materiales para manipular, experimentar e interactuar, favoreciendo la creatividad y el aprendizaje basado en el propio descubrimiento.

3. Abrazar, consolar y atender no es malcriar.

La calidad de las relaciones afectivas vividas en la primera etapa de un niño/niña dejan huella. Haberse sentido seguros, escuchados y valorados, favorece un buen desarrollo psicoafectivo, algo que requiere de una atención sensible, cariñosa, y respetuosa con la personalidad de cada niño/niña.

4. Las relaciones emocionales necesitan otras respuestas.

Queremos asentar las bases de una personalidad sana y equilibrada. Acompañamos a los niños sin juzgarles, respetando sus emociones. Cuando un niño llora no le decimos -cálmate- o -no pasa nada-, le ofrecemos calma con el tono de voz y el contacto corporal y le ayudamos a entender lo que le ha pasado, poniendo nombre a su emoción.

5. Las familias también son parte de la escuela.

Es esencial que las familias formen parte activa de la escuela, no solo para los niños y niñas, sino para toda la comunidad que formamos. Por eso favorecemos relaciones diarias en el aula y organizamos un gran número de actividades formativas y de ocio.

6. No es lo mismo cambiar a los 2 que los 3 años.

Nuestra experiencia nos dice que es importante que los niños y niñas vivan toda la etapa de los 0 a los 3 años en la misma escuela. Esto les ayuda a afianzar su seguridad afectiva en un entorno ya conocido y a poder enfrentarse a una nueva adaptación cuando tengan más edad y recursos emocionales.

¿Te gustaría conocernos?

Volver Actualidad

Loreka.com utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación.
Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.